Relojes Exclusivos     
Resultados 1 al 3 de 3

Tema: Meistersinger: Historia del reloj de una aguja

  1. #1
    Visitante
    Fecha de Ingreso
    16 nov, 09
    Ubicación
    Vallès Occidental - Catalunya
    Mensajes
    25.196
    Agradecimientos: 444
    My Feedback
    0
    (0% Positive Feedback)

    Post Meistersinger: Historia del reloj de una aguja

    Meistersinger: Historia del reloj de una aguja
    Fuente: Nota de prensa de Meistersinger



    Una breve Historia del Tiempo


    Para muchas personas, la carrera de locos en la que nos sitúa un reloj "normal" con agujas de minutos y segundos, se da por hecho. Se desconoce el momento en el que el hombre comenzó a darse cuenta del tiempo en sí mismo como fenómeno. El inicio de la medición del tiempo por medio de instrumentos especiales probablemente se remonta a 6000 años. En aquel momento se construían los primeros relojes de sol que por supuesto sólo tenían una aguja. Aproximadamente 500 años más tarde, se construyeron las primeras clepsidras o relojes de agua. La duración que tardaba en discurrir cierta cantidad de agua por un pequeño orificio fue usado también como una medida de tiempo. En vez del agua también se emplearon arena o granos. El antiguo y eficiente reloj de arena ha permanecido hasta hoy en día de una forma nostálgica.

    Forma esencial de medir el tiempo La forma más natural y básica de medir el tiempo parece ser el reloj de una sola aguja. Esto convierte a MeisterSinger en un verdadero "Ur Uhr" - o 'reloj de origen' - de todos los relojes. Su modelo a imitar ha sido el reloj de sol que, de forma natural, empleaba una sola aguja. El primer reloj mecánico tenía sólo una aguja también, la técnica multi aguja llegó más tarde con la creciente industrialización y la mayor dependencia del tiempo.
    Fue un herrero de Nuremberg, Peter Henlein, quien vendió hace casi 500 años los primeros relojes mecánicos portátiles. A pesar de su lectura del tiempo sumamente imprecisa, este desarrollo fue un auténtico descubrimiento. Este herrero de Nuremberg podría haber sido un verdadero "MeisterSinger".



    Limitaciones al medir el tiempo
    "El reloj, y no la máquina de vapor, es la máquina que más ha marcado la era industrial" El americano Lewis Mumford escribió ya esto en 1934 en su historia cultural del reloj. Aunque el desarrollo de ambas "máquinas" dependiera enormemente la una de la otra, el concepto de “tiempo" tuvo que ser reconsiderado en los inicios de la industrialización. La aguja de minutos - y casi de forma simultánea la de los segundos - nacieron en el siglo XVII. Una innovación que cambia la estética del reloj: el tiempo deja de ser impreciso, para encontrar su rumbo entre agujas en movimiento.
    La medida del tiempo como se conoce hoy en día, nos fuerza a limitar compromisos. Con su única aguja relojera MeisterSinger corrige estos pormenores. No renunciando a la necesidad de exactitud actual, pero si aportando el equilibrio y la solidez del interior y el exterior del reloj.

    Y si somos honestos, nos damos cuenta de que un minuto en la medición del tiempo no es necesario. ¿O cuándo fue la última vez que alguien dijo que usted llegaba 27 minutos y 43 segundos tarde?


    ¿Puede un reloj influir en su propietario y estar condicionado por el tiempo? Albert Einstein dijo una vez: "El tiempo es lo que usted lee sobre un reloj". Esta actitud de Einstein es la prueba de cómo tratar de forma relajada y optima el tiempo. Un hombre como Einstein no tenía la necesidad de estar sujeto al dictado del tiempo, como tantas personas lo hacen hoy. La vida en el siglo XXI está gobernada por la meticulosidad y la exactitud. Las exigencias tanto de la tecnología como de la superación que han traído los tiempos modernos no excluyen a las personas. Además, estos tiempos requieren que un humano piense y decida por sí mismo. Esto incluye la decisión individual sobre cómo deja pasar el tiempo.
    Quien, a diferencia de Einstein, no posee suficiente personalidad frente a estas exigencias, se viene rápidamente abajo, exhausto. El resultado es más y más gente que sufre las enfermedades modernas de la civilización. El síndrome de Agotamiento no es, en ningún caso, sólo una enfermedad puntual, no afecta a una profesión concreta. Para muchos, no hay casi ninguna salida de este círculo vicioso. Precisa de un cambio esencial de actitud personal hacia el tiempo, para salir airoso de la perseverante espiral de presión de este. Un paso decisivo es relativizar el tiempo.
    Por esta razón no necesitamos a Einstein. Con un pequeño truco, un reloj MeisterSinger logra hacer del tiempo lo que en realidad es: relativo. Todo el mundo conoce la sensación de que las horas simplemente vuelan o de que los segundos pasan tan despacio como los minutos. El tiempo es lo que hacemos de él y un reloj MeisterSinger ayuda al receptor a aprovechar al máximo su tiempo. Con sólo una aguja, recuerda en sí mismo el origen de la relojería y muestra el tiempo en pausados intervalos de 5 minutos. Aleja el frenético ritmo de la vida diaria y genera un perpetuo sentido de desaceleración para el propietario del reloj. ¡Una actitud, que es -sobre todo debido a las necesidades diarias de la gente moderna - más actual que nunca!

    La fascinación por un MeisterSinger
    Muchos propietarios de MeisterSinger revelan que adoran su reloj MeisterSinger porque se sienten muy relajados cuando lo miran. Ellos tienen la sensación de que el reloj desacelera ligeramente su ritmo de vida. Cada mirada conlleva una pausa en la rutina diaria, un deliberado y profundo descanso dentro de la prisa. ¿Cómo puede ser explicado este asombroso efecto cuando normalmente es el tiempo el que nos conduce?
    Un MeisterSinger es ya, debido a su técnica, algo muy especial. Incluso MeisterSinger desarrolla relojes de tres agujas pero la empresa de Münster es conocida por todos por sus relojes de una sola aguja. El fundador y jefe de diseño Manfred Brassler está fascinado principalmente por los relojes antiguos, los primeros mecánicos del siglo XVII. Los relojes de una sola aguja eran muy comunes, nadie habría sido capaz de leer el tiempo con dos agujas. No era necesario llegar en punto, porque sabiendo el tiempo aproximado bastaba para manejar la rutina diaria. Con un cierto sentimiento de desconocimiento este reloj tan especial entró en proceso de fabricación y Brassler diseñó los primeros relojes MeisterSinger con un claro acercamiento purista basado en los primeros relojes mecánicos de siempre. El resultado, la apariencia contenida típica de un MeisterSinger y el carácter de un instrumento de medición innato a los relojes, llevado a la astucia más bien por casualidad, por el potencial que tiene un MeisterSinger. ¿Qué es entonces lo que provoca el sentimiento, que de un vistazo, otorga valor a la mera lectura del tiempo en un MeisterSinger?



    Filosofía En busca de la armonía excepcional del reloj es posible descubrir diferentes detalles adicionales. Todas las esferas destacan por el concierto armónico de los números, que se consigue añadiendo un cero principal a los números de un sólo dígito. Una manecilla, de la que uno espera más sobre un velocímetro u otros instrumentos de medición, muestra el tiempo en pausados intervalos de 5 minutos con su punta. Este engranaje de distribución captura la impaciencia del tiempo y crea la armonía y la desaceleración. "Es un poco como cuando usted mira a Mona Lisa", explica Brassler el sentimiento desacelerado que te invade cuando miras un MeisterSinger, "usted mira y no sabe que es, pero ahí está."
    Es la incapacidad de expresión la que causa este sentimiento definitivo provocado por los relojes MeisterSinger tan especiales para sus admiradores. Este reloj que, de hecho no quiere ser un reloj, es más un puro instrumento de medición y por lo tanto supera cualquier actitud vanidosa que tienen muchos relojes de lujo. Según esto, uno puede encontrar a entusiastas de MeisterSinger, sobre todo, en aquellos que ya han encontrado su paz mental, que saben qué quieren de la vida, que están tranquilos y se toman la libertad de manejar el tiempo generosamente. El típico propietario de un MeisterSinger tal vez se encuentre a veces justo de tiempo, pero disfruta de ello a sabiendas. Un MeisterSinger tiene la posibilidad de medir y disfrutar del tiempo con calma, y a su vez hace de estos relojes de una sola aguja un dinámico y fascinante instrumento de medir el tiempo.

  2. #2
    Doctor Relojista Avatar de davozs
    Fecha de Ingreso
    24 nov, 09
    Ubicación
    Sevilla / Rincón de la Victoria.
    Mensajes
    8.361
    Agradecimientos: 118
    My Feedback
    0
    (0% Positive Feedback)

    Predeterminado

    Por todo ello, hace años que disfruto de uno de ellos, en diámetro comedido de 38 mm y en color crema...






  3. #3
    Maestro Relojista Avatar de edward
    Fecha de Ingreso
    08 jun, 10
    Ubicación
    MADRID
    Mensajes
    2.081
    Agradecimientos: 33
    My Feedback
    0
    (0% Positive Feedback)

    Predeterminado

    Muchas gracias por este informe, soy un apasionado de este reloj de una sola aguja, me encanta, es como muy personal poseer un Meistersinger.

Temas similares

  1. Historia del GMT
    Por oscarpirulo en el foro Rolex - técnica
    Respuestas: 14
    Último mensaje: 09/08/11, 12:10
  2. Una historia de guerra. Artículo de D. Arturo Pérez-Reverte.
    Por Lucense en el foro Cajón de sastre
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 14/09/10, 19:52
  3. Cuervo y Sobrinos, una historia apasionante
    Por epicuro150 en el foro Otras marcas
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 22/02/10, 19:26
  4. Una historia con los emoticons
    Por nachifisio23 en el foro Cajón de sastre
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 07/01/10, 21:27
  5. Una aguja
    Por vinzenzo en el foro Presentación de relojes
    Respuestas: 14
    Último mensaje: 05/01/10, 20:45

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •